Definición de los créditos de carbono

La contaminación ambiental ha sido uno de los temas de más preocupación a nivel mundial y es que diversos países, en los últimos tiempos, han abocado todos sus esfuerzos para tratar de disminuirla. Por ello es necesario hablar sobre la definición de los créditos de carbono.

Es importante conocer la definición de los créditos de carbono porque estos han surgido como una de las más poderosas alternativas para tratar de combatir los daños generados por el cambio climático.

El principal causante de este son los Gases de Efecto Invernadero (GEI) que las numerosas empresas alrededor del mundo emiten en grandes cantidades. Con esto lo que se busca es encausar los procesos industriales, y los comerciales, hacia las bajas emisiones de carbono y adoptando así diversas prácticas para buscar alternativas que se consideren energías limpias.

Debido a esto te vamos a explicar a detalle sobre la definición de los créditos de carbono y sobre las diversas opciones que se pueden realizar para que esto deje de afectar el planeta tierra. De acuerdo al último informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se advirtió a la comunidad internacional que los esfuerzos deben triplicarse para reducir la temperatura en unos 2°C para el final de siglo.

Definición los créditos carbono, créditos de carbono, biogás

¿Qué son los créditos de carbono?

Ahora bien, es momento de hablar sobre la definición de los créditos de carbono, o también llamadas reducciones certificadas de emisiones (CER) o bonos de carbono. Estos son mecanismos internacionales, y económicos, que se utilizan para el incentivo de la reducción por parte de las empresas de los gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global.

Esto fue propuesto en el Protocolo de Kioto y ofrece un incentivo económico a las diversas industrias para que contribuyan con la calidad ambiental y de esa manera se regule la emisión por los procesos que se llevan a cabo para su producción. La producción de CO2 se mide en toneladas y un bono equivale al derecho de emitir una tonelada de dióxido de carbono no llegando a superarla y si reduciéndola.

Hay dos tipos de bonos de carbono:

  • Bonos de reducción de carbono
  • Bonos compensatorios de carbono

¿Para qué sirven?

Esto ha surgido como una oportunidad de negocio porque se ha posicionado como un mercado emergente, pues las empresas han empezado a comercializar con ellos, haciendo que las empresas que no lo cumplan estén obligadas a pagar su excedencia.

Por ejemplo, si usted adquiere este bono en su empresa está en la obligación de reducir su huella de carbono y si produce más de una tonelada, tiene que pagar un monto estimado. Si se da el caso de que a su producción no llego a emitir la tonelada de carbono, esa diferencia usted la puede comercializar con otras industrias que no han logrado reducir sus emisiones, y así obtener beneficios.

Esto también ha generado que los esfuerzos se centren en la búsqueda de diversas alternativas que puedan ser amigables con el ambiente e invertir en ellas a través de la figura de los bonos compensatorios, porque estos son generados por la producción de medios limpios. Por ello hablaremos de algo que debes saber: qué es el biogás.

Definición los créditos carbono, créditos de carbono, biogás

Producir biogás

Este se ha vuelto una de las grandes alternativas de aprovechamiento de los gases contaminantes para distintas aplicaciones en el hogar. El biogás es un combustible que se genera producto de la biodegradación y fermentación de los desechos orgánicos. Este se da gracias a la mezcla del dióxido de carbono y el metano que se produce en este proceso.

Es considerada como una energía renovable y que es capaz de sustituir a los combustibles fósiles que dañan al planeta. Con ello se pueden cubrir diversas actividades que haría otra fuente de energía como cocinar, generar electricidad y se puede convertir en calor. Se caracteriza por ser muy barato y de fácil obtención.

¿Cómo producir biogás?

Este se puede producir con residuos de origen animal y los vegetales. La producción se lleva a cabo gracias a los biodigestores, que son contenedores cerrados e impermeables donde se coloca lo recolectado y que permite crear el biogás.

Esta estructura puede ser diversos materiales. Allí se encierra la materia orgánica y se empieza a generar el proceso de descomposición de los residuos, pues esto se lleva a cabo gracias a la falta del oxígeno. En ese lugar se dará la acumulación de estos gases que servirán como combustible para diversas actividades, y pueden usarse para consumo doméstico o para plantas.

¿Cómo vender biogás?

El biogás puede ser vendido por comercializadoras que se aboquen a producir energía de esta manera. Generalmente el biogás es generado de una forma local, es decir, una casa puede producir este tipo de combustible, pero no de una manera prolongada, por ello han surgido estas alternativas que garanticen el suministro completo de este servicio.

En España actualmente se contabilizan 50 plantas de este tipo, pero en México y Argentina se tienen evidencias de empresas que han empezado a funcionar de esta forma, produciendo menos contaminación con el ambiente. Lo mismo sucede en el resto de Europa, donde cuentan con unas 18.000 plantas. Esto se da en lugares donde se hace muy complicado que circule la energía eléctrica o el gas y son zonas agrarias donde hay abundantes desperdicios.

Oportunidades biometano

En este sentido también vale la pena mencionar las grandes oportunidades que tiene el biometano en este amplio mercado. Este es un gas producto del metano (CH4) que se produce biológicamente. Una muestra de esto es los 80 millones de toneladas que produce el ganado vacuno. Esta es una de las alternativas menos populares, pero con un gran potencial que es importante determinar porque con su uso se podrían mejorar diversos aspectos de la vida del ser humano.

Este es una de las alternativas más limpias y de menos daño ecológico que puede posicionarse como una opción para generar energía. Por ello debe considerarse para un uso futuro.

Como se ha observado, hay numerosas actividades que se pueden realizar para disminuir la contaminación, que van desde los bonos de carbono hasta las nuevas energías generadas naturalmente.

Aquí podrás seguir leyendo este tema.